Provincia en Marcha 

El año 1947 vino de Colombia, la Madre San Vicente de Paúl como Superiora del Colegio de Lourdes y 2 años más tarde, a la muerte de la hermana Ana Julia, debía reemplazarla en el cargo de Visitadora de la Región del Pacífico.

 

En 1951 viendo la hermana San Vicente la necesidad que había de tener en Lima una casa, para recibir a las niñas que terminaban en el colegio y debían seguir estudios universitarios en Lima, resolvió abrir allá una casa Pensionado, cuya fundadora y primera Superiora fue la Hna. Rosa Victoria Carrión, con las hermanas María de la Cruz y Estela. Biblia Ella supo ganarse pronto el cariño y simpatía de las pensionistas, pues siempre las acoge con bondad, les daba sus buenos consejos y compartía con ellas sus alegrías y tristezas. Su mandato duró solamente dos años, pues en 1953 vino de Francia nuestra Madre General Genoveva María y quiso llevarla consigo para nombrarla miembro del Consejo General y Superiora de la Casa Madre. Su separación fue muy sentida por las pensionistas ya que veían en ella como a una verdadera Madre con quien formaban un hogar en donde se respiraba un aire de alegría, comprensión, amor y confianza.

 

Para reemplazarla, vino de Colombia la Hna. María Eugenia quien también fue muy bien acogida ya que con ellas, también formaban como una sola familia. El número de pensionista era más o menos de 70 a 75, por lo que fue necesario ampliar el local, construyendo una Capilla Grande y más apartamentos. Después de 10 años de permanencia en Lima regreso a Colombia, su tierra natal dejando en su reemplazo a la Hna. Alicia María, quien como las anteriores fue bien acogida y gozo de la confianza y simpatía de las pensionistas. A la Hna Alicia siguieron después las hermanas Rosa María y Ana Margarita respectivamente hasta enero de 1999 fecha en que estas hermanas pasaron a la Casa de Betania (Chiclayo).

Pues como ya se habían retirado las pensionistas, esta casa de Lima la ocupan las hermanas Yolanda Ortega, Graciela Palomino y dos Jóvenes estudiantes, pero todas se dedican a obras de bien social.

En el Capítulo General de 1965, se resolvió que era necesario formar Provincias separadas con lo que desaparecía el nombre de Región del Pacífico, cada una con su Provincial; pero Colombia seria solamente Región, por tener poco personal religioso. Este cambio fue debido a las distancias pues a veces se hacia imposible la comunicación, cuando se trataba de asuntos importantes que era necesario resolver de inmediato.

El 1° de mayo 1966 a solicitud del Sr. Arzobispo de Trujillo y de Monseñor Luis Baldo excapellán del Colegio de Lourdes, se abrió en Trujillo el Pensionado San José siendo su fundadora y primera Superiora la Hna. Martha de Jesús, (Venezolana) con las hermanas Ana Lucía Yépez (Colombiana) y María Victoria Sánchez (Peruana)

En julio de 1967, el pueblo de Canchaque, recibía con jubilo la presencia de las hermanas Isabel Vegas, María de Lourdes Olavarria y Dilcia Delgado que se harían cargo de la Dirección del Colegio “Emilio Espinosa” de esa pintoresca cuidad de la serranía Piurana. Sigue después como Directoras las hermanas María Beatriz Ortega, Hortensia Palacios, Isolina Torres e Hilda Cueva. Después de 33 años de fecunda labor educativa y misionera, las Superioras decidieron cerrarlo por falta de personal religioso para enviar allá (31 de Diciembre 1999)

En 1968 nuestra Madre Provincia, San Vicente de Paúl fue, llamada a la Casa Madre, pero no pudo regresar al Perú por que ya su salud estaba muy quebrantada y falleció el 24 de enero de 1971, momentáneamente la reemplazo la Hna Bernarda Yépez, hasta el año 1972 en que se celebró un Capítulo Provincial, saliendo elegida la querida Hna. Rosa Victoria Carrión quien, después de 18 años de estadía en Francia, regresa a Piura, su tierra natal, para hacerse cargo de la Provincia. Fue reelegida en 2 oportunidades hasta el año 1983 durante su mandato se abrió una casa misión en Ayabaca con las hermanas Emilia María y Serafina, pero esta misión duró poco tiempo porque vinieron religiosas de otra Congregación a instalarse allí.

En la década del 70 y en consonancia de los nuevos vientos traídos por el Vaticano II, la Provincia acogió con interés el estudio Socio-Religioso DIS, presentado por el Consejo General Ampliado de Cantaos que involucra a todo el Instituto con esta ocasión tuvimos la oportunidad de conocer y trabajar con el Padre Julián López y la Hna. Begoña Isusi quienes con mucha dedicación nos asesoraron en este trabajo que nos permitió conocer mejor la vida y acción de nuestro Instituto.

En el IV Capítulo Provincial al revisar el quehacer de la Provincia nos dimos cuenta de la necesidad de Planificar nuestra pastoral para dinamizarla y asegurar así su eficacia, esto nos llevó a solicitarle al Concejo Provincial de entonces el apoyo de personas competentes que nos pudieran ayudar.

Con este propósito el Concejo Provincial solicitó el asesoramiento respectivo a un equipo de religiosos del “Movimiento Por un Mundo Mejor” (MMM), el que estuvo presidido por la Hna. Clara Yánez, quién nos propuso el método de la Planificación Prospectiva, acogimos la propuesta con mucho entusiasmo y responsabilidad se abría ante nosotras una experiencia nueva, era la primera vez que planificaríamos en forma técnica la pastoral de la Provincia.

Se conformó un equipo de hermanas que sirvieron de apoyo al equipo de las (M.M.M) las que hicieron un efecto multiplicador, en parte el éxito y alcance de la Planificación Prospectiva en nuestra Provincia se debió a la tenacidad y constancia de la Hna. Rosa Beatriz Rosales Aguirre, quién con enérgica dedicación nos acompañó en todo el proceso, aprendimos a elaborar proyectos personales y comunitarios a realizar y conducir asambleas, a trazar metas y objetivos a corto, mediano y largo plazo y sobre todo a valorar la participación de cada una de las hermanas.

¿Qué podemos decir de esta experiencia?, fue un despertar de muchas experiencias positivas y el inicio de una tecnificación en nuestra pastoral.

En el Capítulo Provincial de 1983 salió elegida la Hna Isabel Vegas hasta 1986 año en el que se celebró un nuevo Capítulo siendo elegida la Hna Rosa María Murillo.

En 1987 se reabre el Noviciado siendo su primera maestra la Hna Isabel Vegas, fue fructífero en vocaciones, algunas de las cuales fueron ex – alumnas de San José y otras venidas de distintos lugares.

1993 un nuevo Capítulo Provincial eligen a la Hna María Mercedes Girón, quien solamente gobernó hasta Septiembre del mismo año (10 meses) pues debió renunciar a su cargo por motivos de salud.

1994 un nuevo capítulo extraordinario eligió a la Hna Rosa Victoria para reemplazar a la Hna. María Mercedes hasta julio de 1995 en el que un nuevo Capítulo elige a la Hna Nilda Calderón. Durante su mandato se aceptó el convenio con el Sr. Obispo del Vicariato Francisco Javier de Jaén (Cajamarca) el Colegio estatal “Tito Cusi Yupanqui” en la Provincia de San Ignacio el (Febrero de 1996). Las fundadoras de esta nueva misión fueron: Yolanda Ortega, (Superiora) con las Hnas. María Mercedes, Jesús Cevallos, Amalia Morocho y Angélica Ordinola (las hermanas últimas mencionadas, junioras)